Web hosting chileno para necesidades comerciales

Mejora tu página

Contar con un web hosting chileno ayudará a tu empresa a entrar en la competencia con otras que están mejor posicionadas en el mercado.

Los negocios en Chile son sumamente variados, dinámicos y complejos. Van desde las más modestas empresas locales, a ambiciosas PyMEs en constante crecimiento y hasta las más grandes trasnacionales que operan en el país. Todos y cada uno de estos negocios comparten una necesidad por igual para impulsar sus ventas en línea: el contar con un web hosting chileno para necesidades comerciales que esté a la altura de su operación. Sin embargo, con tantas opciones disponibles en el mercado puede resultar un poco complejo decidirse por alguna en específico, así que aquí vamos a describir cuáles son las diferentes opciones que podrían servir para estos tipos de negocios.

2 consideraciones importantes para elegir un web hosting chileno para necesidades comerciales:

 1. Conociendo la diferencia entre las opciones de hosting disponibles: Si accedes a cualquiera de las diferentes páginas de proveedores de hosting en Chile podrás notar que inmediatamente el menú de opciones es sumamente grande y variado. Hay una gran cantidad de opciones que tal vez te estarán confundiendo, así que veamos cuáles son sus diferencias poniendo una pequeña comparativa usando diferentes tipos de vivienda.

  • Hosting compartido: Este es el tipo de hosting más barato que existe en el mercado y, por consiguiente, el más accesible para cualquier tipo de empresa ya que costará solo algunos dólares al año, piensa en él como si fuera un cuarto que rentas dentro de un departamento para poder vivir. El detalle aquí es que todos los recursos del servidor en el que estará alojado tu sitio son compartidos con otros cientos o miles de sitios, lo cual hace delicado algunos detalles. Al igual que ese cuarto con el que lo comparábamos, los recursos que tienes a la mano son limitados y deberás consumirlos sin excederte ya que de lo contrario los demás sitios tendrán problemas de rendimiento. Lo mismo va para tus visitantes. Al ser un espacio más chico, si en algún momento tu página llega a tener un pico de tráfico sumamente grande, es probable que no puedas acomodar a todos en tu cuarto y tendrás que invadir el espacio de los demás, lo cual puede tumbar no solo tu sitio sino el de todos los que comparten ese departamento. Este tipo de hosting es el ideal para cualquier tipo de empresa pequeña que no requiere alguna solución de E-commerce y solamente quiere mostrar sus productos a un público pequeño.
  • VPS (Virtual Private Server) – A diferencia del hosting compartido, un VPS es el equivalente a contar con tu propio departamento. Tendrás muchísimo más espacio para poder recibir una buena cantidad de visitantes, además de que cuentas con la libertad para poder usar diferentes tecnologías y realizar pruebas más exigentes que en un servidor compartido. Aún compartes algunos gastos con el resto de los “departamentos” que hay en ese edificio, pero son muchos menos que en un servidor compartido. Este es un buen paso inicial para un modelo de E-commerce ya que tienes una mayor garantía de que no habrá algún inconveniente causado por otro sitio en el servidor.
  • Servidor dedicado: Cuando lo que necesitas para tus necesidades comerciales requiere la mayor cantidad de poder posible, es hora de cambiarte al equivalente a una casa propia, es decir, un servidor dedicado. Como podrás imaginar, este presenta la mayor flexibilidad, poder y espacio que hay disponibles en el mercado. Puedes hacer lo que tú quieras, con la cantidad de tráfico que desees y teniendo a tu disposición un equipo de profesionales que te ayudarán a mantenerlo con vida sin ningún problema. El único tema aquí es el precio, ya que hablamos de cientos de dólares al mes para mantener esta solución de negocios andando.

2. Medidas de seguridad extras: Cuando hayas identificado la mejor solución para tu negocio en línea, debes entender que debes complementarla con algunas pequeñas tecnologías en caso de que vayas a hacer cualquier tipo de transacción y tocar datos personales de usuarios. Necesitas protegerte de amenazas de hackers, y para eso requerirás un firewall potente, además de un servicio que te ayude a identificar amenazas como el malware y removerlo en caso de que se incruste en tu sitio. La información de tus visitantes tiene que ser resguardada lo mejor posible, así que un certificado de seguridad SSL es una necesidad, ya que de esta manera podrás encriptar los datos y evitar que sean robados.

Conseguir el mejor web hosting chileno para necesidades comerciales involucra no solamente comprar lo primero que te ofrezcan. Debes realizar un análisis a conciencia para determinar cuáles son las necesidades de tu negocio y cómo es que alguno de los diferentes planes se puede ajustar para darte la mejor solución posible. Si aún estás dudando mucho sobre cuál contratar, lo mejor es empezar con lo más sencillo y económico y de ahí irlo escalando dependiendo del éxito que esté teniendo tu empresa, el cual espero sea gigante.

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.