¿Qué es hosting para un sitio web y qué debes saber para contratarlo?

El hosting importa

Al momento de iniciar con un proyecto web, es importante que conozcas qué es hosting para un sitio web y como debes contratarlo.

Si has emprendido un proyecto probablemente hayas pasado una cantidad incontable de horas investigando acerca de todo lo necesario para poder traer tu empresa a la vida, y la presencia digital de tu empresa forma parte importante de este proceso. Una de las piezas clave para hacer que todo cobre vida es sin duda entender qué es hosting para un sitio web y qué debes saber para contratarlo.

¿Qué es hosting para un sitio web y qué debes saber para contratarlo?

Por más complejo que esto pueda parecer, en este artículo voy a tratar de explicarlo lo más claramente posible para que puedas comenzar en poco tiempo la creación de tu página y seguir con tus sueños de traer a la vida tu proyecto.

1. ¿Qué es el hosting para un sitio web?

Tratando de definir el hosting de la manera más sencilla posible, podríamos hacerlo diciendo que este es un servicio que te permite almacenar todos los archivos y tecnologías necesarios para que una página web exista dentro de un servidor web. Las compañías que se encargan de ofrecer estos servicios te darán cierto nivel de protección ante amenazas, al igual que la garantía de que tu sitio web se encuentre visible prácticamente 24 horas al día / 7 días a la semana sin que tú tengas que mover un solo dedo.

Sin embargo, el servicio de hosting para un sitio web suele dividirse en precio dependiendo de las necesidades de tráfico, poder y flexibilidad de tu página.

Los “paquetes” más comunes que hay en el mercado son los siguientes:

  • Servidor compartido – El servicio más básico que podrás encontrar. Este además de ser el más económico, es el que tiene la funcionalidad más limitada, sin embargo, no te dejes engañar por esto: Este tipo de hosting puede servir para muchos sitios de tamaño pequeño a mediano (alrededor de 60,000 -100,000 visitantes mensuales). Se le llama compartido porque todos los recursos que hay en el servidor se encuentran repartidos entre los cientos (o miles) de sitios que hay dentro de él. Trata de pensarlo como si fuera el equivalente a una casa o departamento que compartes con más personas. Probablemente sería demasiado caro pagarlo todo tu solo, así que todos se dividen los gastos para poder tener cada uno su propio cuarto y acceso a los servicios básicos.
  • VPS (Servidor Privado Virtual) – Cuando decides que el espacio, poder y capacidades que tiene tu sitio ya no son suficientes (o que el propio proveedor de servicio te lo haga notar), ha llegado el momento de hacer la transición a un VPS. El concepto es el mismo, un servidor compartido entre varios individuos, sin embargo, la cantidad de personas que lo comparten es mucho menor y la flexibilidad es grande. Puedes probar con diferentes tecnologías y tener algunos picos de tráfico bastante grandes, entre algunas otras cosas. Piensa en este como si fuera un departamento para ti solo dentro de un edificio. El costo se incrementará ligeramente, pero los beneficios serán mucho más grandes.
  • Servidor dedicado – Si de plano este nuevo espacio te queda chico, necesitas contar con el máximo poder disponible, y este es nada más y nada menos que el de un servidor dedicado. Como su nombre bien lo dice, tendrás todos los recursos de almacenamiento y poder enfocados exclusivamente para tu sitio. Puedes hacer lo que quieras, con las tecnologías que prefieras y recibir a la cantidad de personas que desees. Sin embargo, todo este gran poder tiene un pequeño contra, ya que este plan es el más costo e involucrará una inversión mensual de varios cientos de dólares mensuales además de un equipo o profesionales que te ayuden a administrarlo.

2. ¿Qué debes saber para contratar un hosting para un sitio web?

Este es un aspecto donde la palabra favorita de todos entra en juego: “Depende”. ¿De qué depende? De las características y amplitud de tu proyecto web.

Como regla general, antes de contratar cualquier servicio piensa principalmente en estos puntos:

  • Presupuesto – Cuánto dinero estás dispuesto a invertir de manera mensual.
  • Tráfico estimado – Cuántas personas crees que llegarán a tu página.
  • Tecnologías a implementar- Qué tipo de tecnologías necesitará tu página web para funcionar perfectamente.

Con todo esto puedes acercarte al soporte de ventas y plantear tu interés para que ellos te puedan guiar a la mejor solución de acuerdo con tu página.

Entender todos y cada uno de los detalles de qué es hosting para un sitio web es complicado, pero espero que esta pequeña guía te sirve a manera de introducción para que puedas comenzar sin miedo el camino de la presencia digital de tu empresa. Recuerda que estos planes de hosting son flexibles y puedes hacer ajustes y transiciones de uno a otro a lo largo de tu plazo de contratación sin ningún problema. De esta manera si tu empresa empieza a crecer rápido, puedes estar tranquilo de que nada la detendrá.

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.