Cambia tu email gratuito por un correo personalizado en 5 pasos

Es más sencillo de lo que crees

Estamos en plena era digital y, ya sea que estés lanzando tu primer emprendimiento por internet o tu negocio online ya lleve varios años en el mercado, hoy tienes una gran oportunidad para optimizar y hacer tu empresa más eficiente y rentable. Y una de las formas de lograrlo es a través del correo corporativo personalizado.

Por ejemplo, un estudio de Fluent encontró que dentro de los diferentes métodos de publicidad digital, el email marketing fue uno de los más efectivos entre los millenials ya que dos de cada tres encuestados pertenecientes a esta generación reconocieron que los correos influyeron alguna decisión de compra

Es probable que ya hayas oído este consejo antes. Y también es posible que lo primero que venga a tu mente al escucharlo de nuevo sean frases como: “mi empresa no es una gran transnacional, no necesito un correo de ese estilo…” o “mi correo gratuito ya me ha traído clientes, no veo por qué debería cambiarlo…”.

Pues déjanos decirte algo: vencer esos tabúes y potenciar la legitimidad de tu marca es la jugada más inteligente para tu negocio. Y la puedes concretar de manera simple.

Si aún no sabes cómo crear un correo corporativo, aquí te compartimos los 5 pasos básicos para que cambies tu dirección de email con dominio genérico y empieces a reforzar tu identidad digital.

Cómo crear un correo corporativo en 5 pasos

1. Crea tu dominio y obtén un plan de hosting

Si aún no tienes tu página web funcionando, sin duda debes crearla lo antes posible. Y lo primero que necesitas es conseguir tu dominio.

Esta acción te toma sólo unos minutos y lo único que necesitas es una idea clara del nombre que quieras asignarle a tu página web.
 

Si acaso necesitas ayuda con este elemento checa nuestros 6 pasos para crear un dominio web.

Una vez asegurado este activo digital, quizá te gustaría ir pensando en la construcción de tu página web. Y para eso, deberías considerar adquirir un buen plan de web hosting.

Aunque el almacenamiento de tu hosting es diferente al que utilizarás para tu correo corporativo, lo más conveniente es que ambos sean gestionados por el mismo proveedor. Así evitarás lidiar con diferentes servicios de soporte técnico a la hora de poner en marcha tu página web. 

Por eso, te recomendamos empezar con el más básico de hosting y, cuando lo necesites, escalarlo sin ningún problema con ayuda de tu proveedor. Repasa nuestra guía básica sobre hosting.

2. Crea la cuenta de correo

Este es el primer paso para la migración de tu cuenta gratuita al correo corporativo. 

Antes de contratar un plan, quizá quieras revisar antes los rangos de precio y las opciones de cuentas y almacenamiento en los planes de email personalizado. Si es así, da clic acá: ¿Cuánto cuesta tener un correo personalizado?

Pero eso no es todo. Lo mejor es que hay proveedores –como GoDaddy– que al contratar un año de dominio o hosting te ofrecen un año de prueba totalmente gratis. ¡Aprovecha y empieza a experimentar!

Aquí tienes el proceso simple para crear tu primera cuenta, usando como ejemplo la configuración inicial del Correo personalizado de GoDaddy.

  1. Accede al panel de control de tu servicio de hosting y ve a la sección “Mis Productos”. Sigue la ruta “Dominio > Gestionar > Usar mi dominio > Configuración de Dominio” hasta llegar a “Crear una dirección de email con tu dominio”. Da clic en “Establecer”
  2. Enseguida, te aparecerá un formulario para asignar la información de la cuenta.
  3. Empieza con el usuario del correo (lo que va antes de la @). Procura que tenga relación con la anterior ya que, si cambias drásticamente tu dirección de email, podrías generar desconfianza (por ejemplo, al pasar de carmen.rojas17@gmail.com a marketing@tuempresa.com).
  4. Define el nombre que se desplegará junto a tu dirección email en la bandeja de entrada. Simplemente puedes usar tu nombre y apellido completos, o abreviar alguno de ellos e incluir el nombre de tu empresa con un separador (por ejemplo, una barra︱).
  5. Establece permisos de administrador y una contraseña segura. Con estos elementos tendrás el control de todas las cuentas que crees, y protegerás tu usuario para que nadie más lo pueda usar. 
  6. Acepta los términos y condiciones de tu nuevo servicio. 
  7. ¡Tu correo personalizado está listo para usarse en tu sitio web, redes sociales y tarjetas de presentación!

Si necesitas crear más de una cuenta para el resto de tus empleados, sólo repite el proceso anterior. Y si tienes duda de algún paso, checa el siguiente video-tutorial de GoDaddy Guides:

 

3. Redirecciona los mensajes de tu viejo correo al nuevo

El redireccionamiento es fundamental para aprovechar las oportunidades de negocio que tengas pendientes, así como las que empezarás a recibir en tu nueva bandeja de entrada. Y hacerlo es muy sencillo en cualquier servicio de correo. 

Los pasos pueden variar pero, básicamente, tendrás que indicarle a tu correo viejo que mande todos los correos que lleguen a la nueva dirección.

Puedes encontrar este elemento en el menú de opciones o configuración. Usualmente, el cambio se refleja de inmediato y así no perderás tiempo revisando dos bandejas de correo a la vez. 

¿Te suena complicado? En este video-tutorial de GoDaddy Guides puedes ver lo sencillo que es:

 

4. Configura la aplicación de correo

Ahora que completaste tu información en tu nueva cuenta, el siguiente paso es empezar a usar el correo corporativo para enviar correos. Tienes dos opciones:

Opción 1: Webmail

Desde el panel de control de tu proveedor tienes acceso a una aplicación llamada webmail. 

La principal ventaja de esta plataforma es su flexibilidad, ya que puedes acceder a tu bandeja de entrada desde el navegador de cualquier dispositivo, algo muy útil cuando estás de vacaciones y no llevas tu propia computadora.

Opción 2: Cliente de correo

Quizás tú ya estás familiarizado con software como Outlook o Apple Mail, es decir, con  clientes de correo. Pues bien, usar estos programas tiene ventajas adicionales al webmail en términos de respaldo, privacidad y control de tu correo.

Por ejemplo, a diferencia del webmail –que almacena tus archivos de correo en la nube–, con un cliente de correo puedes guardar una copia de tus mensajes y contactos en la memoria de tu dispositivo –incluso móviles–, para llevarlos a donde quieras.

El único inconveniente es que tendrás que instalarlo en cada dispositivo donde quieras usar estos programas. Pero no te asustes. No es muy complicado. 

Basta con entrar al panel de control de tu hosting, ir a la opción de descargar la configuración de cliente de correo, darle clic al archivo y seguir las instrucciones. Y no dudes en contactar al servicio de soporte técnico de tu proveedor para que te ayude con cualquier problema.

5. Notifica a tus clientes

Con tu correo personalizado instalado y funcionando, es momento de compartir con tus contactos la dirección de correo corporativo que estarás usando diariamente.

Puedes hacerlo de dos maneras muy sencillas: la primera es redactar un correo avisándoles del cambio y enviándolo a toda tu lista de contactos.

La segunda es crear una respuesta automática desde tu correo viejo para que, en cuanto llegue un correo de cualquier dirección, responda inmediatamente con algún mensaje que definas.

Y procura no borrar la cuenta gratuita hasta asegurarte de que ya no recibe correos; puede ser que algunos contactos no revisen tan frecuentemente su bandeja y quizás no estén al tanto del ajuste.

Ahí lo tienes. Cámbiate cuanto antes a tu nuevo correo corporativo con dominio propio y empieza a proyectar mayor presencia y profesionalismo, haciendo que tu empresa tenga un mejor reconocimiento de marca y sea más memorable. 

Ángel Torres Tagle
Egresado de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, ha trabajado en diferentes empresas multinacionales donde se ha desarrollado como mercadólogo digital. Cuenta con más de 7 años de experiencia en el ramo y en varios proyectos nacionales e internacionales relativos a desarrollo de estrategias digitales en compra, análisis de medios, crecimiento de redes sociales y emprendimiento de proyectos web para México y Latinoamérica. Actualmente trabaja como Director de Abyx Gaming, un portal especializado en gaming para millenials.